Envíos gratis en los pedidos en España. Envíos gratis en todos los pedidos realizados en España Península.

El producto se ha añadido al carrito

Servir un champagne como un profesional
Servir un champán de forma profesional requiere algún tipo de formación y mucha práctica. Los sumilleres entrenan arduamente con el fin de dominar esta delicada técnica. Al servir un champagne o un cava deben seguirse una serie de pasos y utilizar los accesorios adecuados, incluida la famosa cubitera. Evidentemente no tienes que ser un sumiller profesional para servir correctamente un vino espumoso, pero ten en cuenta estos pequeños consejos para hacerlo bien.

La elección del vino

No todos los vinos espumosos son iguales, y vale la pena considerar cuidadosamente qué champagne u otro vino espumoso es el adecuado para cada ocasión. Para una pequeña cena con pocos invitados, es posible que sólo se necesite una botella o dos como aperitivo. En este caso, un champagne sin añada de un elaborador de calidad es siempre una buena apuesta, así que no fallarás con un Bollinger Special Cuvée o un Moët & Chandon Brut Impérial. Si en cambio es una boda o una gran reunión al aire libre, dependiendo del presupuesto puedes tener en cuenta un cava o un prosecco en su lugar. Para algo muy especial como un aniversario, no dudes en valorar un champagne vintage… ¡y mejor si esa cosecha tiene un significado especial para el destinatario!

Temperatura

La temperatura es clave. Tendrás que enfriar el vino en la nevera hasta llegar a entre cuatro y ocho grados centígrados. Es importante también asegurarse de que el vino ha alcanzado una temperatura constante. No es necesario ser demasiado científico… vale con tocar el cuello y el cuerpo de la botella con la mano. Si lo notas sumamente diferente, dale un poco más de tiempo en la nevera.

Preparación de la cubitera

Presentar el champagne o el cava en una cubitera es una manera segura de impresionar a tus invitados. ¡Hazlo bien! Llénala con la mitad de hielo y mitad de agua. Para dejarlo perfecto, preséntala con una servilleta blanca doblada sobre un lado de la cubitera.

Cómo abrir un champagne

El champagne, el cava, una gran cantidad de Prosecco y la mayoría de los franceses Crémants tienen cierres de un estilo similar y deben abrirse de la misma manera. Hay una enorme cantidad de presión dentro de una botella de champán, así que es vital que sepas lo que estás haciendo a la hora de abrirla. ¡Hacerlo de manera incorrecta puede acarrear lesiones y daños por culpa del corcho! Coge la botella adecuadamente refrigerada y ten a mano una servilleta o un paño. Retira el papel de aluminio que recubre el alambre y empieza a aflojar cuidadosamente el anillo. Ahora, mantén la botella en un ángulo de 45 grados, con la parte superior de espaldas a tus invitados. Agarra firmemente el corcho y el alambre y comienza a girar con cuidado el fondo de la botella en movimientos de ida y vuelta. No retuerzas el corcho. Continúa, poco a poco, hasta que sientas como empieza a salir el carbónico y eso libera el corcho de la botella.

Utilizando la cubitera

Después de servir a tus invitados, coloca el vino suavemente en su cubitera. Esto lo mantendrá agradable y fresco hasta que esté listo para servir un poco más. En este punto, el paño o servilleta es muy útil, ya que permite mantener tu mesa limpia y seca.

Dejar un comentario

Language
ES
Open drop down