Envíos gratis en los pedidos en España. Envíos gratis en todos los pedidos realizados en España Península.

El producto se ha añadido al carrito

Deutz Champagne: una “maison” legendaria
Es muy probable que hayas oído hablar del champán Deutz. La región de Champagne, en el norte de Francia, es conocida por elaborar los mejores vinos espumosos del mundo. "Champagne" es sinónimo de lujo, y por lo general esto significa pagar un alto precio por estos productos. Estos vinos no son baratos, sin duda, pero si tenemos en cuenta lo que se necesita para producir una botella de champán, comenzarás a apreciar el valor real que puedes encontrar: las rigurosas normas de las denominaciones francesas controlan estrechamente todos los aspectos de la producción del Champagne. Esto puede ir desde las variedades de uva, la designación de las parcelas para el viñedo, los métodos de fermentación que hay que indicar en el etiquetado… y mucho más! Sólo el vino espumoso producido en esta región siguiendo estas estrictas regulaciones puede ser llamado legalmente "Champagne". Tales controles, incluyendo el coste que va desde la segunda fermentación en botella hasta el envejecimiento y el almacenamiento, con una mano de obra muy costosa, hacen que la producción del Champagne sea muy cara. La elegancia, la finura y la vitalidad del Champagne es insuperable, aunque tiene muchos competidores de todo el mundo; los Crémants franceses (como el Crémant de Loire, Crémant de Bordeaux y Crémant de Bourgogne), el Prosecco de Italia, el Cava español y los vinos espumosos del nuevo mundo. Muchos le siguen de cerca, pero ninguno puede igualar al Champagne. Uno de los productores más interesantes hoy en día es Deutz Champagne, una legendaria bodega con una extensa historia que elabora unos excelentes Champagne de diferentes estilos con una amplio rango de precios.

Historia de Champagne Deutz

Deutz es una histórica “maison” de Champagne que fue fundada en 1838 en Aÿ por los socios William Deutz y Pierre-Hubert Geldermann, un par de comerciantes de vino de la región de Aix-la-Chapelle. Originalmente conocido como Deutz Geldermann, más tarde pasó a llamarse simplemente como Deutz Champagne. La casa permaneció bajo la propiedad de las familias de los fundadores hasta 1983, cuando fue comprada por los dueños de Louis Roederer, la familia Rouzaud. Esta nueva propiedad ha permitido realizar inversiones en la restauración, la expansión internacional y asociaciones para elaborar vino espumoso “no-Champagne” en otros países. Deutz Champagne se ha asociado con una serie de productores de vino del nuevo mundo, incluyendo Montana Wines de Nueva Zelanda y Beringer Wine Estates en California.

Hoy

Los expertos enólogos de Deutz dominan a la perfección el arte del “coupage”, y casi el 80% de sus vinos provienen de prestigiosos pueblos “Grand Cru” y “Premier Cru” de la Chamapagne francesa -de lugares históricos como Aÿ y de una serie de parcelas dentro de la famosa Côte des Blancs-. Las bodegas de Deutz se encuentran a unos 40 metros de profundidad bajo tierra y son el hogar de un verdadero tesoro de champanes de calidad. Deutz comparte ahora su portfolio con otras excelentes bodegas del mundo -Château de Pezy y Château Haut-Beausejour en Burdeos, Domaines Ott en Provence y Ramos Pinto Port en Portugal- bajo el paraguas de la marca Louis Roederer.

Los Vinos

Como la mayoría de las grandes “maisons” de Champagne, Deutz produce una amplia gama de diferentes estilos de Champagne. Algunos de los favoritos incluyen el Deutz Brut Vintage, el Deutz Rosé Vintage y el Deutz Blanc de Blancs elaborado exclusivamente con la uva Chardonnay. Sin embargo, champagnes “vintage” no salen al mercado cada año ya que solo se producen cuando la cosecha es realmente excelente. Por eso, los champagne vintage son tan caros, aunque la alternativa a éstos, los “no vintage”, o los que mezclan varias cosechas, son champagnes con una consistente calidad a un precio mucho mejor.

Deutz Brut Classic

El Deutz Brut Classic es un Champagne “no-vintage” (sin añada) siendo la referencia para este estilo de la bodega. Una clásica mezcla de Chardonnay, Pinot Noir y Pinot Meunier que nos aporta un equilibrio perfecto en el vino. Tiene un color dorado brillante con impetuosas y finas burbujas. En nariz es rico, con notas florales y tostados. En boca es fresco y vibrante, con una deliciosa acidez y generosa fruta. El Deutz Brut Classic es un vino que te encantará como aperitivo y, al igual que muchos champanes, es sorprendentemente versátil con la comida.

Dejar un comentario

Language
ES
Open drop down