Envíos gratis en los pedidos en España. Envíos gratis en todos los pedidos realizados en España Península.

El producto se ha añadido al carrito

Características y diferencias del vino Kosher
El término hebreo “Kosher” determina un conjunto de preceptos establecidos en la Torah –libro sagrado judío- que afectan a toda clase de alimentos y bebidas. Esta etiqueta la determina un certificado que, en la actualidad, emiten unas trescientas agencias en todo el mundo; garantizando que, en este caso el vino, se ha elaborado correctamente. Desde su cultivo hasta su embotellamiento, el vino Kosher está controlado por expertos cualificados de religión judía; cualquier persona que no sea judía no puede participar en la elaboración de producto ni incluso verlo. Así los únicos que podrán tocar, prensar y controlar el proceso deberán profesar dicha fe religiosa. Además, la vinificación se realiza en cubas de acero inoxidable y no está permitido utilizar levaduras seleccionadas y cualquier producto de origen animal –como la gelatina o la caseína- está prohibido por considerarse impuro. Sólo se permite el uso de bentonita (de origen mineral) y de huevo de cáscara blanca, siempre y cuando éste haya sido abierto y revisado por el rabino. Los depósitos donde fermentará el vino se llenan tres veces con agua en intervalos de 24 horas antes de recibir el mosto y todos los utensilios que se utilicen durante este proceso deben pasar previamente un proceso de “kosheritzación”, sin haberse utilizado en la elaboración de ningún otro producto. A su vez, toda materia prima utilizada durante el proceso de vinificación debe tener el certificado Kosher. Por último, el vino Kosher solo puede ser abierto y servido por una persona de religión judía porque perdería su condición sagrada. Aunque, afortunadamente, todos podemos consumirlo y disfrutar de su cuidada elaboración artesanal.

Dejar un comentario

Language
ES
Open drop down